Restar es una de las cuatro operaciones básicas de la aritmética junto con la suma, la multiplicación y la división. Restar consiste en quitarle a un número inicial una cantidad, el resultado que nos dé será consecuencia de una resta.

El proceso de restar es bastante sencillo, del mismo modo que la suma, son de las cuatro operaciones las más fáciles. Para restar hay que eliminar, es decir, si nos dan un número y nos dicen que hay que quitarle otro, estamos eliminando al primero un segundo, y lo restante será el resultado de la resta.

Del mismo modo que la suma, se puede saber cuando hemos hecho una resta, si el resultado es o no correcto. Simplemente tendríamos que, al resultado que nos ha dado, sumarle la segunda cantidad, es decir, la que le hemos restado, y si el resultado de esta suma, coincide con el número primero, es decir, al que le hemos restado, es que nuestra resta está bien hecha.

En las restas cada número, el de arriba y el de abajo reciben un nombre, del mismo modo que el resultado. El número colocado en la parte posterior, o al que hay que restarle, recibe el nombre de minuendo (porque es al que le vas a quitar); el de abajo, se llama sustraendo, porque es la cantidad que le estás quitando a la primera; y el resultado de restar el minuendo menos el sustraendo, da como resultado la diferencia. Así que de aquí en adelante el minuendo (parte de arriba)-sustraendo (parte de abajo) = diferencia (resultado).

Siempre se empieza a restar por el lado de la derecha, ya que si la unidad de arriba supera el número 9, tendremos que llevarnos una. Esto quiere decir que ese uno habrá que sumarlo a la siguiente cifra de la izquierda.

Para dividir números tanto pequeños como grandes, lo mejor es poner una cantidad debajo de la otra. Si queremos restar 1234 a 1500, lo que tenemos que hacer es, poner el número más grande arriba, aunque no siempre tiene porqué ser el más grande, ya que el resultado puede ser un número negativo, es decir, menor de 0. Ponemos el número al que haya que restarle algo en la parte superior, y debajo de éste el número que haya que restarle. Tenemos que hacer que coincidan las unidades con las unidades, las decenas con las decenas…para esto lo mejor es, si el número supera el millar, poner los puntos de separación y así será mucho más fácil colocarlo.

En el ejemplo puesto arriba tendríamos que hacer 1.500-1.234, la forma más fácil es poner la segunda cifra debajo de la primera y hacer lo siguiente:

  1. Cuánto le queda al 4 para llegar al 10 (0), hacemos el resultado y vemos que son 6.
  2. Cuánto le queda al 3 para llegar al 10 (0), hacemos el resultado y vemos que son 7, pero hay que tener en cuenta que nos llevamos 1 porque el número de arriba supera el 9. Así que el resultado es 6.
  3. Cuánto le queda al 2 para llegar al 5 hacemos el resultado y vemos que son 3, pero hay que tener en cuenta que nos volvemos a llevar 1, porque el número de arriba vuelve a superar el 9, es decir, que tiene dos cifras, y en este caso siempre debemos llevarnos 1. Así que el resultado es 2.
  4. Vemos que del 0 al 0 no hay diferencia, así que el resultado es 0.
  5. Unimos lo que nos ha dado y vemos que el resultado de restar 1.500-1.234 es igual a 266.

La forma más fácil para restar es pensar: cuántos números me quedan para llegar al objetivo. El objetivo sería el minuendo. Por ejemplo si tenemos 10-8 tendremos que pensar cuántos números tengo que tener para llegar del 8 (sustraendo) al 10 (minuendo). Tendremos el número 9 y el número 10, por lo tanto la diferencia es 2.

Hay dos tipos de restas, las que no te llevas y las que te llevas. Las que te llevas son las que ya hemos explicado que tengo que acordarme de que me llevo una para sumársela luego al número de la derecha. Y las que no te llevas son las más sencillas.

Un ejemplo para que se entienda mejor de resta sin llevar sería restarle a 5, el número 3. El resultado sería 2, porque para llegar al 5 desde el 3 tenemos el número 5 y el número 5, por lo tanto 2. Para saber si es llevando o no es muy sencillo, y es que el minuendo tiene que ser menor que el sustraendo. Por ejemplo si a 45 tenemos que restarle 28, como hay que hacerlo número a número, tendremos que saber cuántos número necesito desde el 8 para llegar al 5, pero es que en este caso el 5 es menor que el 8, ¿entonces tengo que restar al revés? No. En este caso en el que el minuendo es menor que el sustraendo, quiere decir que ha pasado de la decena. Por lo que del 8 habría que llegar al 15. Cuántos números van del 8 al 15, tenemos el 9, 10, 11, 12, 13, 14 y 15, por lo que son 7. Ahora nos tenemos que llevar una al superar el número 10. Y del 2 hay que llegar al 4, pero como nos hemos llevado uno, al sustraendo que es el 2 le sumamos la que nos llevamos y nos da 3, y del 3 al 4 va 1. Por lo que la diferencia de restar 45-28 sería de 17.

Para comprobar, de manera manual, si la resta que hemos hecho es correcta tenemos que coger otros dos números. Poniendo como ejemplo el 45-18 que ha dado como diferencia 17, lo que tenemos que hacer es: a 17 que es la diferencia, sumarle el número más pequeño de los otros dos, es decir el sustraendo. 17+18 y nos tendría que dar el minuendo, que es 45. En caso de que el resultado no sea este, es que hemos hecho algo mal, tendríamos que borrar el resultado y empezar de nuevo con la operación.

Consejos para restar

  • Comprueba siempre las restas que hagas, puede que lo hayas hecho muy rápido y que no te dé siempre el mismo resultado. Sobre todo si estás aprendiendo a restar, es aconsejable que hagas cada cuenta dos veces.
  • Coloca las cantidades una debajo de la otra. Así es mucho más fácil que hacerlo en horizontal, porque de esta segunda forma es más sencillo cometer errores.
  • Acuérdate siempre si te llevas algún número, porque luego lo tendrás que tener en cuenta para la siguiente cifra de la izquierda.
  • Coloca los puntos, es decir, si la cifra supera el millar ponle un punto para saber las cifras que tiene, del mismo modo que si es un decimal y tiene coma (,), no te olvides de ponérsela porque además de que si no la pones la diferencia estará mal, así es más fácil colocar cifras una debajo de la otra.
  • Piensa. Antes de empezar la resta y sobre todo si te la encuentras en un problema matemático, piensa a cuál de las cantidades que te dan tienes que restarle la otra, sino la diferencia te saldrá mal y es posible que hasta te de un número negativo.

¿Que necesitas para restar?

  • Papel
  • Lápiz

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 72,73% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.