Cuántas veces, al escribir un trabajo, no sabes cómo escribir una palabra que usas comúnmente en tu vida diaria. Estás apurado y estresado por entregar; pero las dudas te embargan y el tiempo se te terminó. ¡Vaya lío! Es el caso de carnet y carné

La mayoría de las veces no puedes resolver esas dudas y tienes que entregar tu trabajo así, sin consultar; como quien dice, a ciegas. Luego, estás comiéndote las uñas de la preocupación hasta el momento de la evaluación. ¡Venga!, que cuando te den la nota ya estarás hecho un Cristo.
Cómo se escribe carnet o carne

Uno de esos momentos de incertidumbre ortográfica es cuando nos encontramos frente a  carnet o carné. ¡Imagínate! Si tenemos dudas al escribir vocablos que provienen del latín, cómo será cuando escribimos uno prestado de otra lengua, como el francés en este caso. ¿Cuál es la forma correcta? ¿El vocablo que mantiene la fidelidad a la palabra original o el  que se parece más a las otras palabras del español?  Pues, ¡a trabajar! Recuerda que no todo monte es orégano. A algunas cosas tenemos que dedicarle más de nuestro tiempo.

Uso internacional

El problema es mayor si vives o has vivido en Bolivia, Colombia o Venezuela. En esos países te encuentras con dos palabras de uso muy común, como carnetizar y carnetización. La incertidumbre es más fuerte entonces, porque hasta tienen un verbo y un sustantivo para referirse al proceso de expedir un carné.

Que la duda no se te quede en el tintero. A la hora de escribir, debes decidirte por una de las dos. Ni se te ocurra utilizar las dos al mismo tiempo, elige; pero hazlo bien, conociendo completamente la situación de estas dos palabras en español. Debes tener claro lo que es aceptado por la Real Academia y lo que puedes encontrar en los diccionarios.

No te ahogues en un vaso de agua. ¡Anímate! Aquí te vamos a aclarar tus dudas. Te ofreceremos información sobre el proceso que sufrió ese vocablo desde que entró a formar parte de nuestro idioma, sobre su significado y algunos ejemplos que te esclarezcan el panorama. Luego de esto, no volverás a tener dudas al escribirlo. No te preocupes, te vamos a sacar las castañas del fuego. Después de leer esto, cuando vayas a solicitar un documento, sabrás cuál solicitar, un carnet o un carné.

Instrucciones para escribir carnet o carné

Para empezar, aclaremos algunas cosas sobre estos dos vocablos:

  • La Real Academia no cuenta entre sus entradas al vocablo carnet, solo carné. Ya con esta aclaración debes entender que si usas el primero ¡estás en problemas! Que no, no importa si la –t te parece más elegante. ¡Olvídate de ella!
  • ¿Sabes por qué se te presenta la duda? Pues porque el vocablo carnet entra en el español desde el francés. Ya tomada prestada, nosotros, como buenos hablantes de nuestra hermosa lengua, le hicimos un pequeño cambio para hacerla más familiar;  o como diría el Diccionario panhispánico de dudas, la adaptamos gráficamente.
  • ¡Vale! Entonces carnet es un extranjerismo o préstamo. Y, ¿qué es eso? Pues una palabra o una expresión que una lengua toma prestada de otra. Por lo general, porque esa lengua no posee un vocablo para referirse a alguna cosa. No te asombres mucho, el español tiene muchas palabras prestadas y de unas cuantas lenguas.
  • ¿Hasta aquí lo estás pillando? ¿Sí? Sigamos entonces. De acuerdo con el idioma de origen, clasificamos los préstamos. Por ejemplo, si viene del inglés, decimos que es un anglicismo; si viene del alemán, un germanismo. En este caso, como el préstamo es del francés, es un galicismo. ¿Interesante no?
  • Al aceptar un préstamo, los hablantes podemos hacer con él dos cosas. Podemos mantener la palabra igual al original, o adaptarla a nuestros patrones lingüísticos, este es el caso de carné.
  • Puedes apreciar el mismo proceso de adaptación en bidé, otro vocablo que viene del francés, en esta ocasión de bidet; por lo tanto, es otro galicismo. Fíjate que de igual manera, al adaptarse a nuestra lengua, perdió la –t.
  • Tanto carné como bidé, al ser acomodados a nuestros patrones lingüísticos, son considerados extranjerismo o préstamos adaptados.
  • Hablemos ahora del acento de este vocablo. Carné es una palabra aguda terminada en vocal; por lo tanto, debe llevar acento ortográfico o tilde.
  • Ya está claro cómo debes escribir carné, ¿verdad? Nos toca pensar ahora en cómo debemos escribir este vocablo cuando hace referencia a más de un carné. En este caso, su plural se escribe de acuerdo al dictado de la gramática del español. Como carné termina en vocal, simplemente se agrega la –s del plural, quedándonos así, carnés.
  • Todavía no le hemos dedicado nuestra atención a sus significados. El Diccionario de la lengua española nos ofrece dos. El primer significado, y el más común, es el de documento de identificación, con foto incluida. Este documento te acredita como miembro de una asociación o institución o te autoriza para realizar alguna actividad, como manejar.
  • El segundo significado, es el de un pequeño libro de notas. ¿Te acuerdas de aquellas películas sobre el siglo dieciocho? Las chicas tenían un carné para anotar a los nombres de los chicos con los que iban a bailar.
  • Si supieras cuántas palabras del español que hablas y escribes todos los días, son préstamos adaptados. ¡Muchas! Te ofrecemos unas pocas: tobogán, peatón, líder y escáner. Tenemos también préstamos no adaptados, tales como: mousse y pizza (¡muy sabrosa!).

En fin, ya sabes, escribe siempre carné; y para el plural, indudablemente, carnés. Si vas a solicitar el documento a una persona, debes decir: Por favor, muéstreme su carné o Ciudadano, permítame ver su carné. Si eres un ciudadano al que le solicitan el documento, dirás: Aquí tiene mi carné, oficial.

¿Que necesitas para escribir carnet o carné?

Para que tus trabajos salgan como miel con hojuelas, necesitas:

  • Tener siempre, un buen diccionario a mano. El de la Real Academia y el Panhispánico de dudas, no estarían nada.
  • Y si eres de esos que no quieren abrir un libro, ¡no te rayes! Puedes consultar el diccionario desde la página de la de la Real Academia, con muy poco esfuerzo. Si ingresas una palabra mal escrita, el diccionario te remitirá a la correcta.
  • Una buena gramática, tampoco está de más. La Real Academia tiene una versión básica, para los menos duchos en la materia.
  • El corrector ortográfico de tu ordenador también es útil, pero recuerda que no es infalible. No le dejes a él todo el trabajo, porque puedes terminar hecho un lío.

Consejos para escribir carnet o carné

  • Recuerda que la práctica hace al maestro. La mejor manera de mejorar tu forma de escribir, es escribiendo.
  • Ten presente siempre, que una de las estrategias para ampliar el léxico es el préstamo de otras lenguas. Muchas palabras del español han llegado por esa vía. En esos casos, presta mucha atención a su pronunciación y escritura.
  • No olvides nunca que, ante cualquier incertidumbre ortográfica, el diccionario es tu mejor amigo.
  • Dale una miradita a tus documentos de identificación y verás que dicen carné y no carnet. Y presta atención a cómo lo pronuncia un funcionario, cuando te lo solicite.
  • Saber cuál de tus amigos tiene mejor ortografía, es muy útil. Así sabes a quién acudir cuando tengas una duda. No te sientas cohibido al preguntar. No estás solo en esto; son muchas las personas que tienen problemas a la hora de escribir una palabra.
  • Presta atención a los avisos, carteles, vallas publicitarias; te darán datos sobre la correcta escritura de algunas palabras.
  • Después de que escribas cualquier texto, léelo bien y corrígelo. No te conformes con una mirada superficial. Hazte a la idea de que no lo escribiste tú. A veces somos muy indulgentes con nosotros mismos y nos damos muchas licencias al escribir.
  • Tienes que imaginar siempre a la persona que va a leer lo que escribes; hazte preguntas sobre cómo interpretará lo que escribes.
  • ¡Ten mucho cuidado! A veces decimos una cosa, pero queremos decir otra.

 

¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 86,67% le ha gustado.