Cómo se escribe disciplina o diciplina

La ortografía es en sí una disciplina en todo su esplendor. Pero, un momento… ¿Cómo se escribe, disciplina o diciplina? Si alguna vez te has hecho esta pregunta, llegaste al lugar indicado. Encontrarse en esta disyuntiva es mucho más común de lo que tú piensas, así que no te preocupes. Aquí te explicaremos cómo se escribe correctamente y por qué.

Cuando te decíamos que la ortografía era toda una disciplina, lo decíamos de verdad. Como toda disciplina, requiere trabajo y práctica para ser perfeccionada. Sobre todo, en un idioma tan rico como el español, con una cantidad bárbara de palabras y tiempos verbales. No debes sentirte mal por no ser un experto en ortografía. En cambio, puedes hacer todo lo posible para mejorarla.

Y es que la ortografía es importantísima en todos los ámbitos. Al momento de escribir algo, la ortografía es tu carta de presentación. De ella depende la impresión que tenga la gente sobre ti, así como el respeto que te tengan y que tanta atención les pondrán a tus ideas.

Por eso, debes tener una ortografía  impecable. No te preocupes, suena aterrador y confuso, pero nosotros te ayudaremos. En el día de hoy abarcaremos la duda de cómo se escribe disciplina o diciplina. Acompáñanos a analizar este término y sus orígenes, pues sólo así entenderás cuál es la manera correcta de escribirla y no lo olvidarás más nunca.

Primero que nada, debes saber que la forma correcta es disciplina. Con una ‘s’ intercalada. Si estuviste escribiéndolo sin la ‘s’, no te preocupes. Es un error común que se debe a la manera en que algunos pronuncian la palabra. Mientras que en algunos acentos la ‘s’ se escucha fuerte y clara, en otros es casi inaudible. El ser humano escribe las cosas tal y como las oye.  Por lo que todos hemos pecado de escribir algo de manera errónea debido a la forma en que lo escuchamos.

Ahora, pasemos a lo importante. Para que comprendas la ortografía, debes empezar por comprender la palabra y lo que abarca. De esta manera, tendrás un significado al cual asociar la ortografía. Luego de que tienes eso, todo es mucho más fácil.

Instrucciones para escribir disciplina o diciplina

Lamentablemente, no hay reglas gramaticales que expliquen el por qué “disciplina” se escribe con ‘sc’. La manera de aprenderse la ortografía de esta palabra, en este caso, es leer mucho, practicarla y hacerla habitual en el vocabulario. De esta forma no se podrá olvidar sencillamente. Aquí, de todas formas, te damos unos cuantos tips para que practiques tu palabra y no olvides como se escribe disciplina.

  • Separa en sílabas la palabra y procura pronunciar bien cada una. Esto puede ayudarte a familiarizarte mejor con la palabra. Sepárala en sílabas y enfócate en cada una de ellas. “Dis-ci-pli-na”. Procura pronunciar muy bien la “s” sobre todo, pues es importante que recuerdes que está allí.
  • Se disciplinado y lee mucho al respecto. La clave para tener buena ortografía es leer y escribir mucho. Mientras más leas acerca de la palabra y sus significados, menos dudas deberías tener. La ortografía se quedará grabada en tu cabeza de forma permanente en tu mente.
  • Piensa en palabras de ortografía similar. Palabras como piscina, escéptico o escena tienen una ortografía similar debido a que también usan ‘sc’. Si las haces parte de tu vocabulario habitual y las asocias, podrás aprenderte la ortografía de otras palabras similares. Matas dos pájaros de un tiro.

¿Que necesitas para escribir disciplina o diciplina?

La palabra disciplina hace referencia a una instrucción o enseñanza. De hecho, viene del latín disciplina, que a su vez parte del término discipulus. Esto nos da la pista de que la palabra implica subordinación u obediencia. Podemos entreverlo debido al hecho de que un discípulo es aquel que recibe formación de un superior. La disciplina hace referencia al conjunto de reglas o actitudes que deben seguirse para conseguir satisfactoriamente un objetivo.

Más que un simple concepto, la disciplina es una forma de vida y trabajo. Es la manera de hacer labores con dedicación y entusiasmo, perfeccionando cada detalle y procurando hacerlo todo bien. Algunos ejemplos de su uso pueden ser:

  • “Debes ser más disciplinado si quieres conservar tu trabajo”
  • «El ballet, más que un arte, es una disciplina”
  • “Resultó siendo un muchachito de lo más disciplinado”
  • “La indisciplina es algo que no se perdona en esta academia.

La Real Academia Española define la palabra “disciplina” como una  instrucción o doctrina. Vemos cómo este termino es una definición muy amplia y que abarca más de un solo campo. Pero ¿de dónde viene?

Etimología

Como te dijimos antes, es una palabra de origen latino. Deriva del término latín disciplïna, derivada a su vez de discipulus. Este término no sufrió muchas modificaciones en el proceso. Se compone a su vez por pequeñas raíces gramaticales que le dan, en conjunto, su significado. Un verbo que influyó en esta palabra fue el latín discere, que significa “aprender”. He ahí la primera parte de la palabra, “disc-“.

Otro verbo digno de mencionar es capere, que hace referencia a agarrar o atrapar algo. Su aporte a la palabra fue la raíz “cip-“. Teniendo esto en cuenta, podemos decir que los primeros conceptos de “disciplina” se basaban en la captura de una enseñanza o educación, por así decirlo.

Es uno de los pocos términos que han perdurado casi intactos al pasar de los años. Puedes pensar que cuando dices “disciplina” estás diciendo una palabra antiquísima. Incluso, probablemente la decía tu tátara, tátara, tátara abuelo de la misma forma en que tú la dices hoy.

¿Y la diciplina?

“Diciplina” no existe como palabra formalmente, aunque algunos la empleen en el habla. No está presente en el Diccionario de la Real Academia Española, lo que significa que no pertenece al idioma español. Es un error ortográfico escribir “diciplina” sin la ‘s’ intercalada. Algunas personas defienden que este término debe ser aceptado, debido a la frecuencia con que es escrito. Sin embargo, la Real Academia Española no lo ha hecho aún, ni parecen tener la intención. Por esto, al menos por ahora, debes evitarlo a toda costa.

Consejos para escribir disciplina o diciplina

Estos trucos te simplificarán mucho la vida al momento de escribir la palabra “disciplina”. Sin embargo, debes recordar que la máxima clave es leer. Gabriel García Márquez decía que la escritura es un músculo, y por ende debe ejercitarse. Para que tus habilidades de redacción y ortografía mejoren, debes ejercitarlas con mucha lectura y escritura.

Si una palabra te resulta difícil, independientemente de si es disciplina o cualquier otra, lo mejor es hacerla habitual. Familiarízate con ella, compréndela. Averigua su significado, su etimología, sus raíces y sus orígenes. Nunca es demasiada información. De esta manera, no sólo tendrás una ortografía impecable, sino que serás una persona muy culta.

La palabra y su escritura es un campo de lo más interesante, así que de verdad vale la pena el esfuerzo. Si quieres redactar, escribir bien y tener una buena ortografía, debes aprender a amar cada una de las letras y lo que puede formar.

En conclusión, la ortografía es todo un arte del cual puedes ser maestro. Puedes tratar de aprender una palabra por día, y en poco tiempo habrás aprendido un montón. ¡No pierdas la motivación!

Esperamos que disciplina ahora sea una palabra sin ninguna sombra de dudas para ti. Esta guía se hizo con todo el amor del mundo especialmente para que no te quede ninguna confusión al respecto. Nos despedimos no sin antes recordarte que, para tener una buena ortografía, no se necesita más que disciplina.

¿Te ha gustado?
10 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.