Tipos de oraciones

Para los amantes del lenguaje, no basta con tener conocimientos básicos sobre la lectura y la escritura. No se trata de plasmar en una hoja una serie de caracteres sin ningún sentido aparente. Al escribir, buscan conocer el por qué de las cosas y así estar conscientes de su significado.

Cada parte que conforma una oración tiene un propósito, cumple una función importante para que el mensaje pueda ser transmitido con claridad. Desconocer estos elementos, o usarlos de forma equivocada, puede hacer que el mensaje no llegue correctamente y que, por lo tanto, se preste para malas interpretaciones.

Asimismo, la cantidad y los tipos de elementos presentes en una oración pueden hacer que esta sea de un tipo o de otro, tomando en cuenta que las oraciones pueden clasificarse según el punto de vista que establecen los diferentes criterios. De manera que, en un texto, una oración, por lo general, no es igual a otra.

¿Te gustaría conocer cuántos tipos de oraciones existen, así como la definición de cada una junto con algunos ejemplos? Si estás buscando enriquecer tu vocabulario y tener una mejor comprensión de tu idioma, llegaste al lugar correcto.

Tipos de oraciones

En vista de que la palabra tiene mucho poder, este artículo se ha escrito pensando en aquellas personas que se deleitan en el lenguaje y que hallan en él un universo de posibilidades, un cúmulo de ideas para expresar un mismo pensamiento, un arma para defender sus ideales y para luchar por alcanzar lo que se proponen.

Por eso, presta mucha atención a la información que estaremos compartiendo contigo sobre la oración. Al hacerlo, podrás organizar mejor tus palabras, consciente de que estás transmitiendo lo que quieres decir de la forma correcta y con la intensión apropiada, según el contexto en el que te encuentras. Veámoslo ahora mismo.

Instrucciones

Tipos de oraciones

En el ámbito de la gramática y la sintaxis, la oración es un conjunto de palabras, las cuales están ordenadas, poseen una estructura lineal y que expresan una información reconocible.

La oración es la unidad más pequeña dentro del discurso y es en sí mismas un enunciado completamente autónomo, en otras palabras, constituye una proposición lógica que, si es sacada de su contexto, de igual forma seguirá expresando una información determinada.

En vista de su gran importancia, la oración es una de las estructuras que más se ha estudiado, y se ha hecho de acuerdo a diferentes ópticas, como morfosintácticas, fonológicas y semánticas.

Por otra parte, así como una serie de palabras conforman una oración, una serie de oraciones juntas componen un párrafo, una unidad mucho mayor en cuanto al sentido.

Sus características

Tipos de oraciones

Como es natural, una oración posee ciertas características específicas que hacen posible su identificación. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Poseen una estructura lineal, la cual está jerarquizada y conformada por un número finito, o limitado, de palabras.
  • De acuerdo con la gramática tradicional, está compuesta por un sujeto, es decir, quien realiza o sobre quien recae la acción, y un predicado, o sea, la acción que se realiza y su contexto. No obstante, en algunos casos es posible que el sujeto no esté presente de forma explícita.
  • Por lo general, en los diferentes sistemas de escritura, es posible reconocerla gracias a que comienza con una letra mayúscula y termina en un punto, lo que nos deja ver que se trata de una unidad de sentido que está cerrada en sí misma.

Partes de la oración

Tipos de oraciones

Una oración está compuesta por diferentes partes, las cuales se diferencian de acuerdo con sus respectivas categorías gramaticales. Algunas de sus partes son:

  1. Los sustantivos: se trata de las palabras que se usan para nombrar las cosas, en vista de que poseen sustancia. Estos pueden ser propios, es decir, nombres, como Pedro o María, o comunes, los cuales son términos mucho más generales, como casa, piedra, árbol, etc.
  2. Los adjetivos: son las palabras que suelen acompañar a los sustantivos para indicarnos algunos de sus rasgos de sentido y que amplían o acortan su significado. Estos adjetivos pueden ser calificativos, los cuales aportan un sentido específico, como feo o bonito, pueden ser posesivos, es decir, tener un sentido de pertenencia, como suyo o mío. También pueden expresar una relación o aclarar a quién nos referimos.
  3. Los artículos: estos son otros tipos de acompañantes de los sustantivos. También nos permiten contar con información sobre él, aunque mucho más simple, como el número, el género y su determinación. En el caso específico del español, es posible encontrar 9 diferentes artículos. Los determinados: el, la, lo, los y las, y los indeterminados: un, una, unos y unas.
  4. Los pronombres: no son más que comodines gramaticales, que tienen la función de sustituir a los sustantivos y que además hacen posible no tener que repetirlos constantemente para que el lenguaje pueda ser mucho más eficaz.
  5. Los verbos: son aquellas palabras que expresan o describen las acciones y que van de acuerdo con el sujeto. Además, se encargan de expresar un tiempo y un modo específico en que ocurre la acción.
  6. Los adverbios: estos son palabras que modifican al verbo. Su propósito es modular o caracterizar la manera en la que ocurren las acciones presentes en las oraciones. Algunos ejemplos de adverbios son: jamás, nunca, muy, rápidamente, etc.
  7. Las conjunciones: se tratan de palabras que poseen un sentido gramatical único y que se usan para unir una palabra con la otra o, incluso, oraciones, al tender una especie de puente entre ellas. Por ejemplo: y, o, u, pero, entre otras.
  8. Las preposiciones: son palabras que no cuentan con un significado propio, más bien se encargan de expresar una relación entre otras palabras, que pueden llegar a ser más o menos específicas. Por ejemplo: de, para, por, sobre, etc.

Que Necesitas

Tipos de oraciones

Tal como ya lo hemos mencionado anteriormente, es posible clasificar las oraciones tomando en cuenta diferentes tipos de criterios. Uno de ellos es la intensión del hablante. Según este criterio, las oraciones pueden ser:

Dubitativas

Son aquellas expresiones mediante las cuales el hablante manifiesta dudas o alguna posibilidad relacionada con lo que se está comunicando.

Con relación a su gramática, no se logran diferenciar de las oraciones aseverativas. Sin embargo, se diferencian cuando el hablante no asume completamente la seguridad o la veracidad de lo que se está comunicando. Por ejemplo: Tal vez pueda ir a la fiesta.

Exclamativas

También pueden ser conocidas como exclamatorias. Estas son utilizadas para que se puedan expresar los sentimientos del emisor con un mayor énfasis, lo que hace que sobresalgan de las demás.

Estas oraciones son fáciles de identificar, ya que siempre van acompañadas por signos de exclamación o admiración. En el idioma castellano, estos van tanto al inicio, como al final de la oración.

Interrogativas

Son las que pretenden obtener alguna información específica por parte del interlocutor. Sin embargo, en otros casos se pueden utilizar para hacerle alguna sugerencia o para brindarle un consejo al receptor. Pero también se suelen utilizar para pronunciar un mandato o dar una orden.

Tipos de oraciones

Desiderativas

Son las que tienen la finalidad de expresar algún deseo. También se les conoce con el nombre de optativas, ya que, en ellas, quien las pronuncia, escoge algo específico. Por ejemplo: ojalá nos veamos muy pronto.

Declarativas

Son las que se usan con el fin de dar una información certera y determinada. En ellas, existe cierta distancia entre el autor y el lector, ya que su objetivo es simplemente aportar información o afirmar un hecho concreto.

Estas oraciones se pueden utilizar tanto en el lenguaje escrito como en el oral, y son muy utilizadas en los relatos periodísticos o informativos. Además, las hay afirmativas, pero también negativas.

Exhortativas

También reciben el nombre de oraciones imperativas y son las que tienen el objetivo de lograr alguna acción o reacción en el receptor. Esto puede ser posible por medio de órdenes o sugerencias.

En el caso específico de las órdenes, el emisor le exige al receptor que haga o deje de hacer algo y por ello se usa el modo imperativo. Sin embargo, un pedido amable también es considerado como un enunciado exhortativo, pero en él se destaca el uso del modo subjuntivo.

De acuerdo con la cantidad de miembros

  • Bimembres: son aquellas que están conformadas por dos partes principales, como lo son el sujeto y el predicado. Estas son las oraciones más utilizadas tanto en el lenguaje oral como en el escrito. Pueden tener un sujeto visible o tácito, que se percibe según el contexto.
  • Unimembres: son las oraciones que cuentan con un solo miembro, en vista de que en ellas no es posible establecer la relación de sujeto y predicado. Un claro ejemplo de este tipo de oración es el siguiente: Muchas gracias por todo.

Según la cantidad de predicados

  • Simples: en estas oraciones todos los verbos corresponden a un mismo sujeto y, por tanto, se encuentran alojados en un único predicado, el cual puede ser simple o compuesto.
  • Compuestas: son las oraciones que tienen más de un verbo, el cual se encuentra conjugado en la forma personal. A estas oraciones también se les conoce con el nombre de oraciones complejas y pueden ser de distintos tipos. Las hay coordinadas y subordinadas o yuxtapuestas. Además, hay que aclarar que se debe tener cuidado para no confundir las oraciones compuestas con las oraciones simples con predicado compuesto.

De acuerdo con la voz del verbo

  • Activas: son aquellas oraciones en las que el sujeto se encarga de ejecutar o ejercer el verbo. En una oración activa el sujeto posee una gran importancia.
  • Pasivas: se utiliza la voz pasiva para construir la oración y enfatizar un estado o acción en lugar del sujeto que lleva la delantera. No es más que u cambio en el orden natural de la oración con el fin de centrar la atención en el objeto o en la acción.

Cabe destacar que la voz pasiva no es aplicable en el caso de los verbos de emoción o percepción. Tampoco debe usarse en oraciones con tiempo progresivo. Finalmente, en la voz pasiva no se utilizan ninguno de los complementos de objeto directo.

Ahora bien, ¿qué más debes tener en cuenta o conocer sobre este tema tan interesante relacionado con la oración? Veámoslo.

Consejos

Tipos de oraciones

No podemos pasar por alto el hecho que, dependiendo de cuál sea la estructura del predicado, las oraciones pueden clasificarse de la siguiente forma:

  • Atributivas: en este caso, el predicado consta de un verbo copulativo y un complemento especial, es decir, el atributo. De ahí la naturaleza de su nombre.
  • Predicativas: estas son todas las demás oraciones, es decir, aquellas que no cuentan con un atributo en el predicado.

También, si cuenta con la presencia o la ausencia del complemento directo, las oraciones pueden ser transitivas o intransitivas, respectivamente. Asimismo, podemos encontrar oraciones reflexivas, en donde la acción del verbo principal recae directamente sobre el sujeto.

El sujeto ejerce la acción y esta vuelve sobre sí mismo pero esta vez en el predicado. Para ello, se utilizan los pronombres: me, te, se, os, etc.

Finalmente, aunque no menos importante, están las oraciones recíprocas, las cuales poseen un verbo recíproco, es decir, la acción se realiza y se recibe por un sujeto plural. Por ejemplo: tú y yo lo sabemos muy bien.

Con esta información tienes a tu alcance todas las herramientas necesarias para usar el lenguaje de la mejor manera y para ser consciente del mensaje que otros te están transmitiendo, a fin de evitar las malas interpretaciones.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.