Cada día son más habituales en nuestro país los casos de divorcios. Como consecuencia son muchas las personas con hijos que comienzan, más tarde, a tener nuevas relaciones. Surge entonces una pregunta muy habitual: ¿cómo tratar los hijos de mi pareja? Se trata de una pregunta muy común y comprensible ya que nunca resulta sencillo enfrentarse a este tipo de relación. En muchos casos podemos temer no caerles bien a los hijos de nuestra pareja o que no nos acepten.

Por supuesto cada situación cambia y depende mucho de la propia relación de los niños con sus progenitores. Además no es lo mismo si estamos tratando con niños pequeños que si lo hacemos con adolescentes. Algo muy habitual es que los niños no vean con demasiado agrado a la nueva pareja de su padre o de su madre ya que esto repercute en su concepto de familia. Esto es algo del todo normal y no debes darla más importancia de la que merece. A los niños suele costarles enfrentar los cambios en su entorno y por tanto debes tener paciencia e ir muy poco a poco sin forzarlos a que te acepten.

Un par de consejos que te pueden ser de mucha utilidad

Otra cuestión que debes tener en cuenta es que tu eres el adulto o adulta en la relación. Obviamente los niños o adolescentes pueden mostrar un comportamiento infantil pero tu no debes caer en el mismo ya que debes comportarte como la parte responsable de la relación y tratar de comprender a los hijos de tu pareja y a hacerte entender por ellos. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para que tratas de dar respuesta a la pregunta que te atormenta: cómo tratar los hijos de mi pareja.

¿Que necesitas para tratar los hijos de mi pareja?

  • Seguir estas instrucciones

Instrucciones para tratar los hijos de mi pareja

  1. Respeta la relación de tu pareja y sus hijos: para los hijos de tu pareja es muy importante sentir que no estás rivalizando con ellos. Por tanto debes darles todo el espacio que necesiten a ellos y tu pareja.                         father-656734_640
  2. Respeta a la/el ex de tu pareja: otra cuestión muy importante es la de respetar al otro progenitor de los niños. Es muy probable que tu pareja esté resentida con él/ella pero tu no debes involucrarte en estas cuestiones y menos aún delante de los niños. Debes dejarles muy claro que tu no pretendes sustituir a nadie y tampoco debes criticar a esta persona. Si lo haces los hijos de tu pareja pueden entender que estás atacando o tratando de sustituir a su padre/madre y eso no les gustará nada.
  3. Busca intereses comunes: una buena idea para tratar de ganarte la simpatía de los hijos de tu pareja es que trates de interesarte por sus aficiones. Trata de indagar más sobre las cosas que les gustan y compártelas con ellos.people-564437_640
  4. Conversa con ellos: en muchas ocasiones pensamos que los niños no son demasiado receptivos al diálogo pero esto no es para nada cierto. Aunque sus conversaciones no son del todo similares a las nuestras es muy importante hablar con ellos. No tienes porqué escoger un tema serio ni tratar de hablar de vuestra relación. Simplemente habla con ellos interésate por su vida y sus aficiones y déjalos que te cuenten lo que quieran. De esta forma irás reforzando tu amistad y confianza.persons-731514_640
  5. No seas demasiado permisivo/a: un error bastante habitual al tratar de caerles bien a los hijos de tu pareja es ser demasiado permisivo con ellos. Esto es un error. Si los acostumbras a ello terminarán aprovechándose de la situación y tratando de conseguir todo lo que quieren a través de ti. Esto también puede estropear tu relación con tu pareja ya que en cierta medida también puedes interceder en la autoridad de tu pareja si él/ella les prohíbe algo y tu se lo permites.

Consejos para tratar los hijos de mi pareja

  • No te agobies. Estás tratando con niños o adolescentes lo que te exigirá mucha paciencia. Con los niños las cosas no pasan de un día para otro. Tienen que ir acostumbrándose muy poco a poco a ti por lo que no debes esperar cambios inmediatos. Utiliza toda la paciencia que tengas e intenta siempre tratarlos con respeto, humor y calidez. Es normal que en ocasiones te pongan a prueba para ver dónde están tus límites y te desafíen. No debes enfadarte con ellos pero sí debes ser firme.
¿Te ha gustado?
70 usuarios han opinado y a un 91,43% le ha gustado.